CELEBREMOS NAVIDAD DE OTRA MANERA

publicado en: Estilos de vida saludable | 0

blog konfyt facebook

Desde el pasado año nuevo, toda mi familia (Los Mesa) hizo (hicimos) el propósito de cuidarse (cuidarnos) del azúcar y la grasa. Unos por salud, otros porque nos cambiamos definitivamente a “estilos de vida saludable”. Mi esposo y yo estamos haciendo ciclismo con los niños regularmente. Mis papás caminan todos los días, mis hermanos y sus familias están realizando diferentes actividades físicas. Todos nos estamos preocupando de nutrirnos mejor. Pedro, mi hermano menor, quien es nutricionista, nos ha enseñado durante todo el año sobre alimentación sana.

Definitivamente no queremos excesos, primero por enseñarles buenos hábitos alimenticios a nuestros niños, y segundo porque perseguimos ser unos adultos sanos que disfruten la vida sin achaques tempranos por haber exagerado la comida y la bebida. En eso todos estamos de acuerdo. Pero entonces ¿Qué haremos para navidad?

Hasta el año pasado nuestra navidad era un cúmulo de comida frita y muy salada, postres y golosinas muy azucaradas y bebidas con mucho alcohol. ¿Cómo reemplazar estos banquetes?

Mi hermana Laura, quien es una excelente cocinera, Pedro y yo nos reunimos para hacer un menú que sorprendiera gratamente a toda la familia. Ninguno imaginaría que este menú era bajo en grasa, bajo en sal y sin azúcar pero rico en sabores y texturas sorprendentes.

Después de mucho pensar resolvimos que nuestra navidad debería conservar las tradiciones, elaborando los platos de una manera más saludable. Para ello, Laura propuso utilizar la olla de cocinar sin grasa para la picada tradicional (trozos de carne de cerdo y de res, chorizo y chicharrón también llamado tocineta) y le agregaríamos poca sal. Así garantizaríamos un 80% de menos grasa y mucho menos sodio. Asaríamos las arepas de maíz. Bueno y para lo dulce qué hacemos? Pregunté:  ¡Pedro nos comentó que lo dulce ya no era un problema que se conseguían mezclas para preparar natilla, buñuelo y manjar blanco sin azúcar con mucho menos calorías. Agregó que él las había probado en una feria de nutrición y que se había asombrado de que su sabor era aún mejor que el de estos postres con azúcar. Para picar podemos utilizar los caramelos y chocolates sin azúcar no se imaginan la delicia, añadió. Yo les dije para tomar podemos preparar un “vino tinto de verano” es hecho con vino tinto, gaseosa sin azúcar, manzanas y peras picadas; mi amiga Maty me lo ofreció hace poco y me encantó, cumple el requisito delicioso y poco alcohol.

No fue tan difícil decidir. Después de un año de mantener nuestros propósitos de año nuevo, nos habíamos convertido en expertos en comer para disfrutar y no vivir para comer.

Estamos seguros que al celebrar este año nuestra navidad de otra manera, pasaremos delicioso y recibiremos el nuevo año con otros propósitos que se volverán realidad porque la familia Mesa si cumple lo que promete.